Generar ideas e innovar con Mapas Mentales

Mapas Mentales, Creatividad e Innovación

Mapas Mentales, Creatividad e Innovación.

Cuando las normas nos limitan y el ambiente no es el más propicio para que nuestra creatividad esté en su máximo esplendor, es complicado ser innovador y encontrar soluciones a temas o cuestiones que queramos solucionar. Sin embargo, hay métodos que podemos utilizar para generar ideas e innovar. Si, claro, lo habéis adivinado, utilizando los Mapas Mentales.

Si recordáis el artículo que escribí la semana pasada, “Mapas Mentales en 2 Fichas“, os explicaba que es un método que “exprime el cerebro” en sus dos hemisferios, el izquierdo (lógico, matemático, etc.), y el derecho (creativo, innovador, etc.)

Pues bien, utilicemos los Mapas Mentales a nuestro favor y sigamos exprimiendo hasta que no quede una gota de creatividad. Nos servirá para preparar una clase, para reuniones, tomar decisiones, plantear nuevos temas o enfoques de temas, etc.

Mapa Mental desarrollado en una Charla-Taller en el Colegio Liceo Emperadores Aztecas de Ciudad de México

Mapa Mental desarrollado en una Charla-Taller en el Colegio Liceo Emperadores Aztecas de la Ciudad de México.

Para generar una Tormenta de Ideas o Lluvia de Ideas (Brainstorming). Será capaz de desbloquear nuestra capacidad mental, pues al actuar como lo hace nuestro cerebro, de forma radial, dejaremos de pensar de forma lineal, de forma secuencial.

Los mapas mentales se basan en los principios fundamentales de la creatividad (combinación de habilidades racionales, imaginativas y de libre asociación), por lo que están fomentan perfectamente la generación de ideas y el pensamiento innovador.

Vamos a probar estos sencillos pasos para conseguir que nuestra creatividad fluya y encontremos solución al planteamiento inicial:

  1. Pasa a la acción en los 20 primeros minutos: 

    acción

    Dibuja una imagen central que represente el tema general de su interés y que contenga el sentido de aquello que quiere conseguir. Recuerda, la imagen estará en el centro de la hoja (la hoja debe estar apaisada, no vertical). Del centro deberá irradiar cada idea que se te ocurra. Dibuja, escribe todas las ideas que se te ocurran durante esos veinte minutos.
    ¿Por qué hacerlo con la presión de esos 20 minutos?, porque con ello conseguimos no pensar de la manera que habitualmente pensamos, por lo que tendrás nuevas ideas. Tendrás tiempo de descartar algunas ideas por muy tontas que te parezcan en ese momento. En muchos casos, esas ideas serán el detonante para nuevos planteamientos, significando un punto y aparte de tu habitual manera de pensar.
  2. Reconstrucción y revisión:reconstrucción
    Detente y relájate un momento…, será bueno para que vuelvas a la carga en un rato. Integra todas esas ideas que has escrito antes y vuelve a la carga con un nuevo Mapa Mental. Si…, otra vez.

    Identifica las ramas principales, clasifica, ordena por importancia jerárquica e intenta encontrar nuevas asociaciones entre las ideas iniciales.
    Si ves que se repiten conceptos, tranquilo, es normal, pero ¡cuidado!, no los descartes, pues, han surgido en ramas distintas y eso puede ser importante. Te están indicando que en lo más profundo de tu conocimiento, en realidad influyen de manera importante en tu forma de pensar.
    El mapa mental ayuda y refleja la exploración y tu crecimiento intelectual.
  3. Incubación: incubaciónVolvemos a descansar otra vez. Vamos a esperar, sin prisa, a que surjan nuevas ideas, consiguiendo aumentar la probabilidad de que se produzcan avances mentales.
  4. Reconstrucción: reconstrucción2Ahora nuestro cerebro tendrá una nueva percepción sobre los dos primeros mapas mentales. Ahora creamos otro mapa mental rápido. Ya sé…, es el tercero…, no desesperes. Deberemos tener en cuenta toda la información recogida e integrada anteriormente, porque haremos un último mapa mental, ya en profundidad, en una nueva hoja.
  5. Llegamos al final del proceso creativo: finalYa con el nuevo Mapa Mental, encontraremos la solución al problema o planteamiento inicial.  Si fuera necesario, descansa otra vez para incubar de nuevo.

Me encantará conocer cómo lo haces tú para ser más creativo e innovar. ¿Cómo buscas en tu conocimiento para que salga a la luz algo creativo e innovador?

12 Tips para que te escuchen tus alumnos

desperate teacher and blackboard background

Profesor desesperado…, no le hacen caso sus alumnos.

Estás perdido si eres de los maestros de antes. Las clases magistrales se quedan para la universidad y, aún allí, tampoco son las que más éxito tienen.

¿Qué hacer para que tus alumnos te escuchen y estén atentos?

Vivimos en la “sociedad de la inmediatez”. Todo tiene que ser de ya para ya. Ha perdido valor todo aquello que requiere un proceso.

Las Nuevas Tecnologías nos han facilitado la vida, pero también han perjudicado, pues las nuevas generaciones las han tomado como el  “life motive” de su razón de ser. El tiempo, la dedicación, el compromiso, el esfuerzo, ya no tienen el mismo sentido que antes.

¿Qué pasa cuando nuestros alumnos envían un mensaje en Whatsapp y aparecen las dos palomitas, ya de color, y no ha contestado su amigo…, que se desesperan. No quieren, ni están dispuestos a “perder el tiempo”.

De igual modo pasa en clase. Si una explicación dura más allá de los 10 minutos…, los chicos empiezan a perder la atención. Esto nos obliga a marcar un ritmo activo en clase, a exprimir nuestra creatividad para mantener la atención de nuestros alumnos.

Por este y otros motivos nos encontramos con ocasiones en las que parece que estamos hablando para las paredes. No necesariamente tienen que estar hablando entre ellos o desviando la atención del grupo. Es muy común que se pierdan en su mundo interior, pensando qué van a hacer en cuanto salgan de clase o lo que hicieron el otro día.

Es por ello que os dejo unos TIPS que nos pueden orientar para no caer en una dinámica que ninguno de nosotros desea.

  • No seas un ROLLO. Las clases magistrales para la universidad, no en el colegio.
  • No hables seguido más de 10 minutos.
  • Haz Pausas.
  • Apóyate con Nuevas Tecnologías.
  • Habla su mismo idioma…, pero sin faltas de ortografía ni errores gramaticales.
  • Fomenta el diálogo.
  • Sintetiza, reformula, pero no seas repetitivo. A ti tampoco te gustaba.
  • Fomenta su curiosidad. No se lo des todo masticado, que investiguen.
  • Pon pasión, que noten que estás entusiasmado con el tema, eso se contagia.
  • Sorpréndeles, sé innovador.
  • Cuando hayas acabado el día pregúntate lo siguiente…, ¿me habría gustado como alumno, cómo ha ido el día?
  • Mira a tu alrededor, investiga. Hay maestros que están haciendo verdaderas maravillas en clase con sus alumnos. Cópiales.