Generar ideas e innovar con Mapas Mentales

Mapas Mentales, Creatividad e Innovación

Mapas Mentales, Creatividad e Innovación.

Cuando las normas nos limitan y el ambiente no es el más propicio para que nuestra creatividad esté en su máximo esplendor, es complicado ser innovador y encontrar soluciones a temas o cuestiones que queramos solucionar. Sin embargo, hay métodos que podemos utilizar para generar ideas e innovar. Si, claro, lo habéis adivinado, utilizando los Mapas Mentales.

Si recordáis el artículo que escribí la semana pasada, “Mapas Mentales en 2 Fichas“, os explicaba que es un método que “exprime el cerebro” en sus dos hemisferios, el izquierdo (lógico, matemático, etc.), y el derecho (creativo, innovador, etc.)

Pues bien, utilicemos los Mapas Mentales a nuestro favor y sigamos exprimiendo hasta que no quede una gota de creatividad. Nos servirá para preparar una clase, para reuniones, tomar decisiones, plantear nuevos temas o enfoques de temas, etc.

Mapa Mental desarrollado en una Charla-Taller en el Colegio Liceo Emperadores Aztecas de Ciudad de México

Mapa Mental desarrollado en una Charla-Taller en el Colegio Liceo Emperadores Aztecas de la Ciudad de México.

Para generar una Tormenta de Ideas o Lluvia de Ideas (Brainstorming). Será capaz de desbloquear nuestra capacidad mental, pues al actuar como lo hace nuestro cerebro, de forma radial, dejaremos de pensar de forma lineal, de forma secuencial.

Los mapas mentales se basan en los principios fundamentales de la creatividad (combinación de habilidades racionales, imaginativas y de libre asociación), por lo que están fomentan perfectamente la generación de ideas y el pensamiento innovador.

Vamos a probar estos sencillos pasos para conseguir que nuestra creatividad fluya y encontremos solución al planteamiento inicial:

  1. Pasa a la acción en los 20 primeros minutos: 

    acción

    Dibuja una imagen central que represente el tema general de su interés y que contenga el sentido de aquello que quiere conseguir. Recuerda, la imagen estará en el centro de la hoja (la hoja debe estar apaisada, no vertical). Del centro deberá irradiar cada idea que se te ocurra. Dibuja, escribe todas las ideas que se te ocurran durante esos veinte minutos.
    ¿Por qué hacerlo con la presión de esos 20 minutos?, porque con ello conseguimos no pensar de la manera que habitualmente pensamos, por lo que tendrás nuevas ideas. Tendrás tiempo de descartar algunas ideas por muy tontas que te parezcan en ese momento. En muchos casos, esas ideas serán el detonante para nuevos planteamientos, significando un punto y aparte de tu habitual manera de pensar.
  2. Reconstrucción y revisión:reconstrucción
    Detente y relájate un momento…, será bueno para que vuelvas a la carga en un rato. Integra todas esas ideas que has escrito antes y vuelve a la carga con un nuevo Mapa Mental. Si…, otra vez.

    Identifica las ramas principales, clasifica, ordena por importancia jerárquica e intenta encontrar nuevas asociaciones entre las ideas iniciales.
    Si ves que se repiten conceptos, tranquilo, es normal, pero ¡cuidado!, no los descartes, pues, han surgido en ramas distintas y eso puede ser importante. Te están indicando que en lo más profundo de tu conocimiento, en realidad influyen de manera importante en tu forma de pensar.
    El mapa mental ayuda y refleja la exploración y tu crecimiento intelectual.
  3. Incubación: incubaciónVolvemos a descansar otra vez. Vamos a esperar, sin prisa, a que surjan nuevas ideas, consiguiendo aumentar la probabilidad de que se produzcan avances mentales.
  4. Reconstrucción: reconstrucción2Ahora nuestro cerebro tendrá una nueva percepción sobre los dos primeros mapas mentales. Ahora creamos otro mapa mental rápido. Ya sé…, es el tercero…, no desesperes. Deberemos tener en cuenta toda la información recogida e integrada anteriormente, porque haremos un último mapa mental, ya en profundidad, en una nueva hoja.
  5. Llegamos al final del proceso creativo: finalYa con el nuevo Mapa Mental, encontraremos la solución al problema o planteamiento inicial.  Si fuera necesario, descansa otra vez para incubar de nuevo.

Me encantará conocer cómo lo haces tú para ser más creativo e innovar. ¿Cómo buscas en tu conocimiento para que salga a la luz algo creativo e innovador?

Anuncios

Emprender desde la Escuela

niño emprendedor2

Nos quejamos que no hay iniciativas empresariales o hay muy pocas. Si educamos a nuestros alumnos hacia una sociedad orientada a trabajar para terceros, ya sea como profesionales asalariados o funcionarios, difícilmente nos encontraremos con una sociedad emprendedora, con iniciativas innovadoras, una sociedad disruptiva.

Hablamos de creatividad, hablamos de visión, hablamos de innovar, hablamos en definitiva de crear empresa.

Debemos empezar desde las escuelas a orientar a nuestros alumnos en la creación de empresas, en una educación financiera que les ayude a mirar por encima del “ruido” y a que vean un futuro diferente y esperanzador para ellos. Como dice el título, enseñarles a emprender desde la escuela.

Si, seguro que ahora estáis pensando en que no hay un apoyo suficiente desde los gobiernos para que, una vez estén listos para emprender, acaben haciéndolo con la seguridad de que van a encontrar ayudas y programas para jóvenes emprendedores.

Cada vez más, los gobiernos se están dando cuenta de esto y se crean secretarías o instituciones con ese fin, pero todavía queda mucho por andar.

niño emprendedor

Si desde pequeños, vamos formando a nuestros chicos y chicas en ese tipo de educación, serán piedras fundamentales para sentar las bases y que los gobiernos se vean forzados a apoyarlo con mayor intensidad.

Programas como talleres de jóvenes emprendedores ya existen en algunas escuelas, conscientes de la importancia que esto supone para sus alumnos, pero todavía es insuficiente.

Me he quedado sorprendido con algunos casos de jóvenes de doce, quince años, que han desarrollado apps para teléfonos móviles y ya están ganando dinero con ellas. ¿Creéis que no van a ser emprendedores en un futuro?, seguro que si, pero normalmente estas iniciativas han salido directamente de ellos mismos, no gracias al sistema educativo.

En definitiva, deberían ser talleres que fomentaran los siguientes puntos fundamentales, ya desde primaria:

  1. Reconocer las características comunes a los emprendedores de éxito.
  2. Reflexionar sobre tus propias fortalezas y debilidades.
  3. Usar su creatividad para afrontar un reto y superar un desafío.
  4. Trabajar en equipo de manera eficiente para lograr un bien común.
  5. Pensar de manera diferente a cómo lo haces habitualmente.

Programas que fueran aumentando su profundidad en lo que significa ser emprendedor, a saber crear un proyecto, su plan de marketing, su viabilidad financiera, etc.

niño emprendedor3

Me gustaría conocer vuestra opinión sobre esto y, si ya lo estáis haciendo, qué resultados habéis obtenido y cómo lo han percibido los padres de vuestros alumnos.