¿Por qué el Sistema Educativo Finlandés es tan bueno?

Acabo de leer un artículo de AMEI-WAECE, Asociación Mundial de Educadores Infantiles, que me ha encantado. Recomiendo esta página, es muy interesante.

logowaeceFinal

En este artículo encontraremos las razones de por qué el sistema educativo finlandés es tan bueno. Me gustaría conocer vuestras impresiones sobre este sistema y sobre cómo están capacitados y reconocidos los maestros y maestras en Finlandia. Considero que es un país a imitar en materia educativa.

No me extiendo más y os dejo con el excelente artículo.

Valoración y prestigio social de los maestros, claves para el éxito de Finlandia

Los niños finlandeses de hoy estarán el día de mañana entre los profesionales más preparados del mundo. No lo predice ninguna bola de cristal, lo auguran datos objetivos. Desde que la OCDE comenzara en el año 2000 a elaborar su informe PISA, Finlandia ha acaparado los primeros puestos del podio en Europa por su excelente nivel educativo.

Apenas un 8% de los alumnos finlandeses no terminan sus estudios obligatorios, algo que puede sorprender ya que a los 4 y 5 años menos de la mitad de los niños finlandeses acuden a guarderías y no empiezan el colegio hasta los 7 años. Dos años después, sus puntuaciones son mejores que el resto de los países estudiados por la OCDE.

¿Qué pasa en Infantil o pre-primary education -niños de 6 años , el año previo a la escolaridad obligatoria-? (1)

Según el currículum -Core Curriculum for Pre-primary Education (2000)-, los metodos y las actividades son de lo más variado y versatiles posible. El curriculum no divide la enseñanza en temas o lecciones pero si incluye varios “campos” y “objetivos”. Estos “campos o temas” son: lenguaje e interacción, matemáticas, etica y filosofía, medioambien y estudios naturales, desarrollo físico y motor y arte y cultura.

La ratio no viene regulada por ley. El Ministerio recomienda una ratio máxima de 13 niños por grupo. Si hay otra persona cualificada a cargo del grupo, el tamaño puede llegar a 20.

¿Y en primaria?

Durante los primeros seis años de la primaria los niños tienen en todas o en la mayoría de las asignaturas el mismo maestro, que vela por que ningún alumno quede excluido. Es una manera de fortalecer su estabilidad emocional y su seguridad. Hasta 5º no hay calificaciones numéricas. No se busca fomentar la competencia entre alumnos ni las comparaciones.

La educación gratuita desde preescolar hasta la universidad incluye las clases, el comedor, los libros y hasta el material escolar aunque si alguien lo pierde está obligado a pagárselo. La jornada escolar suele comenzar sobre las 8,30-9 de la mañana hasta las 3 de la tarde, con el paréntesis del almuerzo a las 12-12,30 horas. En total, suman 608 horas lectivas en primaria, frente a las 875 horas de España, con deberes en casa que no son excesivos. ¿Cómo consiguen mejores resultados en menos tiempo?

En palabras de Javier Melgarejo, psicólogo escolar, «El éxito finlandés se debe a que encajan tres estructuras: la familia, la escuela y los recursos socioculturales (bibliotecas, ludotecas, cines…)». Los tres engranajes están ligados y funcionan de forma coordinada. «Los padres tienen la convicción de que son los primeros responsables de la educación de sus hijos, por delante de la escuela» y complementan el esfuerzo que se hace en el colegio. «En Finlandia el 80% de las familias van a la biblioteca el fin de semana», añade el psicólogo escolar catalán, para quien este estímulo de la lectura en casa resulta fundamental.

El sistema social finlandés contribuye con numerosas ayudas oficiales a las familias, que pueden conciliar su trabajo y la atención a sus hijos.

Existe una herencia cultural luterana basada en la responsabilidad que fomenta la disciplina y el esfuerzo, a la que también acompaña una climatología que empuja a encerrarse en casa, pero estos factores también están presentes en otros países vecinos, como Suecia o Dinamarca, que disfrutan de mayor nivel económico y sin embargo figuran varios puestos por debajo en PISA.

De maestros, los mejores
La diferencia radica en la elevada calificación académica del profesorado en Finlandia, principalmente en educación primaria. «Los finlandeses consideran que el tesoro de la nación son sus niños y los ponen en manos de los mejores profesionales del país», destaca Javier Melgarejo.

Los mejores docentes se sitúan en los primeros años de enseñanza, donde se aprenden los fundamentos de todos los posteriores aprendizajes. Se considera que hacia los 7 años el alumno se encuentra en la fase más manejable y es cuando realiza algunas de las conexiones mentales fundamentales que le estructurarán toda la vida. Por eso, se considera esencial seleccionar a quien ayudará en este proceso.

Para ser maestro se necesita una calificación de más de un 9 sobre 10 en sus promedios de bachillerato y de reválida y se requiere además una gran dosis de sensibilidad social (se valora su participación en actividades sociales, voluntariado…). Cada universidad escoge después a sus aspirantes a profesores con una entrevista para valorar su capacidad de comunicación y de empatía, un resumen de la lectura de un libro, una explicación de un tema ante una clase, una demostración de aptitudes artísticas, una prueba de matemáticas y otra de aptitudes tecnológicas. «Son las pruebas más duras de todo el país», asegura Melgarejo. Al proceso de selección le sigue una exigente licenciatura y periodos de prácticas.

«Suelen escoger al 10% de los candidatos que se presentan. Son los mejores, con aptitudes de sobresaliente, que han superado en el examen nacional a otros alumnos también muy buenos», afirma Luisa Gutiérrez, responsable de comunicación del Instituto Iberoamericano de Finlandia.

No es de extrañar que los profesores estén muy bien considerados socialmente en Finlandia. «Es un honor nacional ser maestro de Primaria», asegura Jari Lavonen, director del Departamento de Formación al Profesorado de la Universidad de Helsinki. Harri Skog, secretario de Estado de Educación de Finlandia desde 2006, resumía en una frase la importancia de este proceso: «La educación es la llave para el desarrollo de un país». Por eso el país nórdico dedica del 11 al 12% de los presupuestos del estado y los ayuntamientos a financiar este modelo de educación.

Pero hay otra clave para el debate: «Los profesores en Finlandia cuentan con más prestigio social que un médico», dice Luisa Gutiérrez, algo de lo que adolecen los docentes españoles. «Son valorados y respetados por padres, alumnos, el director del colegio… Se confía en ellos. Y eso contribuye a que tengan mayor autonomía y altas dosis de motivación», asegura Gutiérrez. Las mismas claves que, en opinión del profesor Vílchez, podrían hacer mejorar el sistema educativo español: «El éxito de Finlandia en educación se debe a la mayor valoración y prestigio social de los maestros, a una buena selección y una formación que se cuida. Además, hay una unión de fuerzas de todas las administraciones. Y también están bien pagados y motivados».

¿Cuáles son los Rasgos de un Buen Docente?

El profesor Vílchez, de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense, de la que también ha sido vicedecano, cree que la docencia es una carrera eminentemente vocacional. Requiere conocimientos, pero también unas cualidades y capacidades de las que no todos gozan. Incluso, en su opinión, hay rasgos personales que ayudan a ser un buen profesor: «Buena inteligencia emocional, tener habilidades sociales, ser una persona equilibrada, con capacidad de empatía, poseer esa sensibilidad humana para captar lo que le puede pasar a una persona y que no se escapen los detalles del sufrimiento, capacidad para sacar lo mejor de uno mismo y del otro. Esta es la clave. Con una dosis infinita de paciencia, capacidad de resistencia ante problemas como el estrés y capacidad para adaptarse a grupos diferentes… Hay que ser capaz de transmitir valores, tener una necesaria pedagogía de la calma que implica la escucha, dotes de comunicación, ser una persona simpática (un profesor que no sonría no es bueno), y que tenga autoridad, una característica moral que se gana día a día. Pero sobre todo, por encima de todo, querer y amar al alumno».

Fuente:Elaboración propia. Ministerio de Educación de FinlandiaDocumentación de la Embajada de Finlandia en Madrid y ABC.es Para descargar el Currículum de Educación Infantil, visite este enlace (en inglés). Para saber más sobre la Educación Infantil (pre-primary education) en Finlandia, visite este enlace (en inglés). El Ministerio de Educación de Finlandia edita una guia informativa en Español que puede ser descargada desde este enlace.

(1) Almost full enrolment (99.4% in 2009) is recorded in pre-primary education for children 6-7 years, about 70% of whom also attend day care. The aim of pre-primary education is that the child develops learning to learn skills and positive self-image, acquires basic skills, knowledge and capabilities from different areas of learning in accordance with their age and abilities.

According to the Core Curriculum for Pre-primary Education (2000), it is possible to organise pre-primary education based on different pedagogic methods that emphasise language or the growth of the human being through art and activity. These forms of pre-primary education include, for example, pre-primary education carried out in a foreign language or CLIL-type (Content and Language Integrated Learning) provision, or Steiner and Montessori pedagogies. Regarding these methodologies, it is essential that the guardian is sufficiently informed about the underlying principles and specific objectives.

The size of a pre-primary teaching group is not determined by legislation, apart from special needs education and severely disabled children. However, the Ministry of Education has recommended that the maximum size of the group be 13 children, and with another qualified person in the group, the size can be extended to a maximum of 20.

Anuncios

10 pensamientos en “¿Por qué el Sistema Educativo Finlandés es tan bueno?

  1. Para que un país comience a funcionar en todos los aspectos debe saber valorar la importancia que tiene poseer un buen sistema educativo y no usar la educación como hacen nuestros políticos como arma de cambio y chantaje, dejar que los expertos escriban y desarrollen el programa educativo y no cambiarlo cada vez que cambie el partido político que lidere el país.
    Otra cosa que es muy importante tener en cuenta es el valorar la importancia que tiene la educación infantil, ya por si el termino que le usamos para definir los centros de educación infantil “Guarderia” lo dicen todo.
    Los niños acuden ahi para tener su primer contacto con todo tipo de experiencias, sociales,de conocimiento,etc, no para ser “guardados” mientras que los padres esten trabajando.

    Le gusta a 1 persona

    • Le has dado en el clavo Susana.
      Utilizar la educación como arma política es lo peor que puede hacer un país por su sistema educativo.
      Todos los gobiernos que anteponen el servicio partidista a un beneficio público, hacen un flaco favor a su país y a sus ciudadanos.
      También das en el clavo en lo de guardería.
      La educación, también en esa primera etapa, es fundamental para el desarrollo de un país.
      Gracias por intervenir. Saludos.

      Me gusta

      • Gracias a ti por crear el grupo ya que esta es la forma más adecuada que hay para que logremos que se nos escuche a los docentes que tenemos a nuestros alumnos como primera y única prioridad lo que los políticos no.

        Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: ¿Por qué el Sistema Educativo Finlandés es tan bueno? « SI NO LO DIGO REVIENTO P.C.G.

  3. Buenos docentes, y muy valorados, es lo que se necesita. Siempre ha primado las carreras científicas dando muy poquita importancia a lo que realmente la tiene, tener muy buenos docentes, vocacionales porque van a ser el germen de una buena o mala educación.

    Me gusta

    • Estoy de acuerdo contigo en que se debe tener a buenos docentes vocacionales.
      Siempre se ha dicho “mira, es ingeniero, o médico, etc” sin pensar que seguramente son médicos, ingenieros o escritores porque han tenido buenos profesores que han puesto unos buenos cimientos en su
      Formación. Gracias por intervenir. Saludos

      Me gusta

  4. Hola Francisco. Desde mi punto de vista, ni los buenos son tan buenos ni los malos tan malos. Te cuento. Tengo una au-pair de Finlandia en casa que tiene 19 años y te aseguro que no es más lista que una chica de 19 años española. La traje porque quería una persona que hablara bien inglés para mi hija y resulta que hablo yo mejor que ella, que también te lo digo, yo tengo bastante buena formación en inglés, pero no me sirve para lo que la traje. Me compone mal los tiempos verbales y es lenta pensando, le doy órdenes en inglés y español, ya que decía que hablaba español y ha estado estudiando aquí también español, y no me entiende o le cuesta procesar y le tengo que repetir sus labores cotidianas todos los dias. Una de dos, o me he traído a la tonta de Finlandia o no todos son tan listos como pensamos. Es más, hablando un día con un sueco me dijo que los finlandeses son los que peor inglés saben, así que me dejó a cuadros y me dio la razón. Otra cosa es el sistema educativo, las leyes. Yo llevo a mi hija a un colegio público y los profesores con plaza han tenido que pasar un examen difícil para tenerla, tienen vocación, ganas de trabajar y quieren a los niños. Que las leyes no acompañan porque los métodos no son los que más nos gustarían, vale, pero profesores formados y comprometidos tenemos. Ah, y el respeto hacia ellos depende de los padres, que con tanto grupo de whatsapp les hacemos un flaco favor. Un saludo.

    Me gusta

    • Vaya Sergio, también es mala suerte haber dado con esa chica…
      Quizás habría sido mejor probar con una nativa inglesa que tuviera buena formación.

      Estoy totalmente de acuerdo contigo en cuanto a que hay buenos, buenísimos maestros con mucha vocación y muy motivados en la escuela pública. Generalizar siempre es malo.
      El cambio debe empezar a partir de ellos, tomando ejemplo de aquellos maestros que destacan por su iniciativa y amor por su trabajo y por sus alumnos.
      El esfuerzo de muchos, provocará un cambio sustancial.
      El problema principal radica
      en que cada vez que el gobierno cambia, cambia la ley de educación y así no hay quien ponga una buena base educativa, es imposible.

      En cuanto dejen de pensar en lucirse y piensen en el bien común, en formar debidamente a los docentes y formar a nuestros hijos potenciando sus habilidades y formándolos en competencias útiles para su desarrollo, todo cambiará y conseguirán buenos profesionales y, por ende, un país con buenos resultados académicos, además de un país fuertemente desarrollado.
      Gracias por intervenir. Un saludo.

      Me gusta

      • En mi país la educacion es una palabra que garantiza popularidad a quien lo coge como bandera política, es lamentable , ya que en si la educación que tanto pregonan es desarrollada en un salón de clase sin conocer mas alla de las paredes que cierran las instituciones , existe prohibiciones para que el docente se movilice fuera del establecimiento educaticativo , por lo tanto el estudiante solo conoce lo que el creativo maestro lo transporta a través de la imaginacion , con esta forma de educar jamas cambiaremos la sumisa forma de vida..

        Me gusta

      • Gracias por intervenir Carolina.
        Así es, la educación suele exponerse como bandera en muchas iniciativas electoralistas (ojo, digo electoralistas), con el único fin de llamar la atención y ganar votos.
        La política suele mirar los resultados a corto plazo, sin un programa que esté al margen de su propio beneficio. No llegan a entender, y si lo entienden no quieren detenerse en ello, que un programa educativo tiene que durar en el tiempo para que un país progrese adecuadamente. Al fin y al cabo es a esos chicos a quienes nos debemos y tenemos que ser muy conscientes de que ellos son el futuro de nuestro país. Nuestros abogados, médicos, ingenieros, panaderos, mecánicos, presidentes, etc, saldrán de nuestras aulas y nosotros influiremos en su formación de manera positiva o negativa, según cómo seamos capaces de gestionarlo.
        Pienso que, al margen de la política y de los partidos políticos, nosotros docentes tenemos la obligación hacia nuestros estudiantes, de llenarlos de ilusión, de ganas por saber más, de curiosidad, motivación, resiliencia, etc., para influir de una manera positiva y constructiva en ellos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s